Secretos de belleza » ¿Granitos a mi edad?

1 de febrero de 2017

¿Granitos a mi edad?

Parecía cosa del pasado que amaneciésemos con granitos en el rostro (y casi siempre en el peor momento). Pero es más habitual de lo que creéis, el 90% de las mujeres padecen acné, severo o leve, en algún momento de su vida y éste no siempre es la adolescencia.

El acné adulto es el que aparece después de los 25 años, incluso en mujeres que no tuvieron acné adolescente, y suele durar hasta los 30 o los 40 años.

Causas

Las principales causas del acné adulto vienen casi siempre de los desequilibrios hormonales, las irregularidades en el ciclo, pero además hay otras causas muy diversas:

– El estrés nervioso, la depresión o la ansiedad, que también alteran los niveles hormonales.

-El uso de cosméticos poco apropiados, sobre todo maquillajes muy cubrientes o muy grasos que taponan el poro.

-Los cambios de peso y sobre todo la obesidad.

-La predisposición genética a padecer acné

-Una dieta rica en grasas.

¿Cómo y dónde aparece el acné adulto?

El acné adulto es diferente del juvenil y no está relacionado directamente con haber padecido éste en la adolescencia. Clínicamente su aspecto también es diferente ya que se manifiesta como lesiones más inflamatorias: pústulas e incluso quistes que producen dolor y que se resuelven dejando cicatrices deprimidas o manchas.

Suele aparecer en la parte inferior de la cara, alrededor de la boca y el cuello, precisamente las zonas menos grasas del rostro, por eso no está relacionado con tener piel grasa. Aunque también puede aparecer en la parte superior de la espalda y el escote.

Tratamiento

La respuesta a los tratamientos también es diferente a la del acné juvenil, y no suelen tener un curso corto. Aproximadamente el 60% de estos acnés no responden a los tratamientos más comunes del acné juvenil como los retinoides, antibióticos o peróxido de benzoilo sin embargo si suelen responder positivamente a la luz pulsada y a tratamientos con anticonceptivos.

Es importante llevar una rutina de belleza estricta, sobre todo en lo que se refiere a limpieza e hidratación, tanto por la mañana como por la noche. Es preferible limpiar la piel con productos suaves e hidratantes para que no resequen en exceso y produzcan tirantez, descamación y dermatitis.

Hay que retirar bien el maquillaje ya que en muchos casos es uno de los agravantes del acné. Tras el lavado es aconsejable secar “a toquecitos” y tonificar la piel con tónicos suaves que no irriten. Utilizar una hidratante de textura ligera (crema gel) o ultraligera (gel). Las cremas y cosméticos untuosos, con alto contenido en aceites, agravan el cuadro.

La nutrición también es muy importante, hay que incluir en la dieta mucha fruta y verdura y reducir al máximo las grasas de origen animal, además de beber 2 litros de agua al día, hacer ejercicio y no exponerse al sol.

¡Hasta la semana próxima!

 

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest


Publicado en la categoría: Belleza,Leticia Carrera

Añadir Comentario

Requerido

Requerido, (oculto)


+ tres = 11

Trackback this post  |  Siga los comentarios en RSS

Por LETICIA CARRERA

css.php