Secretos de belleza » 2017 » agosto

Por LETICIA CARRERA

Archivo para agosto de 2017

22 de agosto de 2017

Las mascarillas también son para el verano

En verano el objetivo es disfrutar y relajarnos. Y  es el momento perfecto para regalarnos un poco más de tiempo y disfrutar de una rutina completa de belleza sin saltarnos ni un solo paso.

Las mascarillas faciales forman parte de ese protocolo de cuidados y con las prisas del día a día es bastante habitual que prescindamos de ellas. Esta semana quiero hablaros de sus beneficios, tipos e indicaciones para que las convirtáis en vuestras aliadas de belleza.

Las mascarillas 

Las mujeres asiáticas fueron las primeras en utilizar las mascarillas primero como una técnica de relajación y posteriormente como un protocolo de belleza ineludible para cuidar sus delicados rostros.  

Las mascarillas son muy importantes para el cuidado de la piel del rostro ya que suponen un tratamiento intensivo para ayudarnos a combatir algunos problemas estéticos (falta de luminosidad, arrugas, sequedad, manchas, etc) y complementar la eficacia de las cremas de día y de noche

Una mascarilla para cada necesidad

El primer paso es detectar nuestras necesidades y elegir la mascarilla en función de ellas. Para aquellas que tengáis pieles con tendencia a ensuciarse con facilidad o pieles grasas os recomiendo mascarillas purificantes al menos una vez a la semana, las pieles maduras deberían usar mascarillas nutritivas y las pieles muy deshidratadas deben optar por mascarillas hidratantes que deberían aplicarse mínimo dos veces al mes.

Tipos de mascarillas

Las mascarillas han evolucionado en los últimos años y casi todas las firmas cosméticas cuentan con versiones monodosis además de sus formatos más clásicos (tarro o tubo) por lo que es más fácil y divertido aplicarlas. Aquí os cuento las formulaciones de mascarillas más habituales:

– Barros

Son mascarillas purificantes que además de limpiar en profundidad, hidratan. Son perfectas para pieles con tendencia acnéica y grasa. Su ingrediente estrella es la arcilla que cuenta con gran poder astringente.

La mascarilla de barro se aplica preferiblemente con brocha o bien con la mano y se deja actuar durante quince minutos hasta que se endurece. Después se retira con una toalla empapada en agua tibia. La sensación de limpieza y de frescor es inmediata y su uso es semanal o quincenal según las necesidades de cada piel.

-Mascarilla Peel-Off

Este tipo de mascarillas faciales son grandes aliadas para eliminar impurezas del rostro. Suelen ser en gel y una vez aplicadas se van solidificando hasta dar lugar a una película gelatinosa que se retira de una vez arrastrando las impurezas de la piel. Son de uso semanal y se quitan levantando la película desde los bordes.

-Mascarillas Velo

Son las mascarillas faciales más utilizadas entre las mujeres asiáticas. Se trata normalmente de máscaras de celulosa empapadas en principios activos muy variados que se dejan sobre el rostro  15-20 minutos y posteriormente se retiran sin necesidad de aclarado. Entre sus ingredientes podemos encontrar sobretodo ácido hialurónico y colágeno, vitaminas, antioxidantes,… entre sus objetivos están aportar luminosidad, hidratar, nutrir, relajar, aclarar, etc.

Un truco: Tras su aplicación daremos un pequeño masaje con las yemas de los dedos para facilitar la absorción del producto que haya quedado sobre la piel.

-Mascarilla en crema

Las clásicas y también las más indicadas para las pieles más secas. Las mascarillas en crema son aquellas de textura untuosa y con gran cantidad de nutrientes. Suelen ser hidratantes, nutritivas o antiedad y la frecuencia de aplicación varía según las necesidades de cada piel.

-Multimasking

Para aquellas que seguís las últimas tendencias, hace ya unos meses varias firmas cosméticas lanzaron el “multimasking” que consiste en replicar la técnica del contouring del maquillaje pero en mascarilla. Una mascarilla diferente para cada zona del rostro cubriendo las necesidades de forma especializada.

 

¿En casa o en cabina?

Muchas de nuestras clientas nos han preguntado por qué notan más los resultados de las mascarillas y tratamientos faciales que aplicamos en nuestro centro que cuando los realizan ellas en casa. La razón principal es que las mascarillas que se aplican en cabina suelen tener mayor concentración de principios activos que combinados con una buena exfoliación y aparatología multiplican sus resultados.

Y como siempre los mejores resultados se consiguen con la combinación de cuidados de belleza en casa y tratamientos periódicos en vuestro centro de referencia.

¡Hasta la semana próxima!

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest


Añadir comentario

6 de agosto de 2017

Sandía Pasión

Esta semana quiero hablaros de una de mis frutas favoritas, la sandía. La sandía es la fruta del verano y una autentica aliada para nuestra salud y belleza de hecho en la consulta de nutrición de nuestro centro es siempre un imprescindible en las dietas de adelgazamiento y mantenimiento de estos meses.

Aquí os traigo algunos consejos e ideas para incorporarla a vuestros platos y vasos de estas semanas para que la disfrutéis de una forma divertida, nueva y deliciosa.

La Sandía  

La Sandía tiene muchas virtudes aquí te cuento las más importantes:

-Está compuesta en un 90-95% de agua lo que además de hidratarnos nos sacia de forma natural.

-Es hipocalórica. 100 gramos de sandía sólo aportan 32 Kcal lo que la convierte en una de las frutas con menos aporte calórico.

-Es apta para diabéticos e intolerantes al gluten, lactosa, etc.

-Es una fuente de fibra gracias a las pectinas, un tipo de fibra soluble con acción ligeramente laxante, por lo que ayuda a mejorar y acelerar el tránsito intestinal y a mantener un mejor control de los niveles de colesterol.

-Es détox gracias a sus antioxidantes naturales (Vitamina A, Betacarotenos y Vitamina C). Una rodaja grande de sandía contiene una tercera parte de la cantidad diaria recomendada de vitamina C y A y una cantidad razonable de potasio.

-Ayuda a la circulación. Gracias a un aminoácido (L– citrulina) que es transformado en arginina por el organismo y que actúa como vasodilatador, expandiendo y relajando los vasos y capilares y mejorando así la circulación de la sangre.

No sólo como postre

La sandía se puede disfrutar de muchísimas formas y podemos incorporarla en muchos momentos de nuestro día no sólo como postre. Aquí os apunto algunas recetas frescas, ligeras y deliciosas que seguro que os encantarán:

Gazpacho de Sandía

Un primer plato delicioso muy fácil de hacer en casa.

Ingredientes:

1 sandía mediana

1Kg tomates sin piel

1/4 diente de ajo negro

30 gramos de cebolla

aceite de oliva virgen extra

1/2 pepino o pimiento verde

vinagre

sal

Elaboración

Lavamos muy bien los tomates y los pimientos y los cortamos en trocitos. Los metemos en la batidora y añadimos el ajo y la cebolla previamente cortados. Batimos hasta que se quede muy fino y lo pasamos por el chino. Después añadimos la sandía cortada, el aceite, el vinagre y la sal y lo batimos todo durante unos minutos. Al terminar probamos por si hay que corregir la sal o el aceite. Lo guardamos en la nevera dos horas y listo.

Zumo de Sandía y Jengibre

Un zumo a media mañana o media tarde light para romper el ayuno con poquísimas calorías.

Ingredientes:

1 kg de sandía

2 cucharadas de jengibre fresco y rallado

Cubitos de hielo

Elaboración

Cortamos en cuadrados pequeños una sandía sin pepitas y la trituramos junto con dos cucharadas de jengibre fresco y rallado. A la mezcla le añadimos unos cubitos de hielo bien picado y tenemos un refresco delicioso, refrescante y 0%.

Polos de Sandía

Estos polos aportan sólo 30 calorías y son perfectos para los más pequeños de la casa.

Ingredientes:

250 gr. de sandía

1 lima

Hojas de menta

Stevia (opcional)

Elaboración

Se tritura la sandía  junto con el zumo de lima y unas hojas de menta. Una vez que se ha triturado al máximo durante 1 o 2 minutos se pueden añadir unas gotas de Stevia. Lo vertemos sobre los moldes especiales para polos. Se dejan en el congelador durante 2 o 3 horas y a disfrutar!

Mojito de Sandía sin alcohol                  

Perfecto para mantener la dieta en las noches de verano sin renunciar a una deliciosa bebida refrescante.

Ingredientes 3 personas :

300 gr de sandía cortada en cubos

600 ml de Sprite

Hojas de menta o hierbabuena

2 limas (cortadas en rodajas finas)

Hielo picado

 

Elaboración

Cada vaso se rellena hasta la mitad con el hielo picado. Posteriormente se agregan 100 gr de sandía, 4 rodajas de lima, unas hojas de menta y 200 ml de Sprite, se mezcla todo bien y ¡listo para beber!.

Si algún día extraordinario queréis incluir alcohol optad por el ron blanco (tiene menos calorías que el oscuro).

Agua infusionada de Sandía

La última bebida de las celebrities es ya un imprescindible para este verano. Es fácil, muy refrescante y 0%.

Ingredientes:

200 gramos de Sandía

Hojas de Menta o Albahaca

Agua

Elaboración:

Llenamos de agua una jarra con compartimento especial donde podamos incorporar los trocitos de sandía. La dejamos en la nevera dos horas para que esté muy fresquita. Le incluimos hielo picado y unas hojas de menta fresca y vais sirviéndoos vasitos cuando os apetezca y renovando el hielo. ¡Está deliciosa!

Espero que estos consejos y recetas con sandía os hayan inspirado.

Disfrutad mucho de las vacaciones y ¡hasta la semana próxima!

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest


Añadir comentario

Por LETICIA CARRERA

css.php